jueves, 15 de octubre de 2020

La callada memoria del olvido (2018), de Nita Aspiazu

Novela histórica en forma de carta que Madame Royale, Mª Teresa Carlota de Borbón (hija de Luis XVI y de María Antonieta) escribe a su sobrino Enrique, conde de Chambord, heredero entonces al trono de Francia. Es una larga carta en la que cuenta con detalle su propia vida desde la Revolución francesa, que tuvo lugar siendo ella niña y en la que fallecieron sus padres y su hermano,hasta prácticamente su muerte, en 1851, a los 73 años. La primera parte del libro tiene más fuerza argumental, la segunda tiene el interés de la recreación del personaje, el repaso a un convulso periodo de la historia de Francia y una voz femenina llena de criterio. 4/5

sábado, 3 de octubre de 2020

Todo esto existe (2020), de Íñigo Redondo


 Me gusta seguir novelas de actualidad. De esta había leído buenas críticas y trataba una cuestión interesante para mí (un profesor y su relación con una alumna en dificultades).

El director de un colegio ucraniano se encuentra en la obligación moral de ayudar a una adolescente víctima de abusos en su casa. La situación se vuelve muy comprometida porque la niña no quiere volver con su familia, no puede, pero está oficialmente desaparecida.

La novela es lenta, de prosa poética, llena de silencios, de metáforas, de desajustes sentimentales. Es delicada, rebosa cariño, pero a la vez es amarga como un café cargado pues los acontecimientos están rodeados de dificultades, fingimientos, pobreza, soledad.

Se me hizo larga, porque la novedad del primer tercio luego se vuelve un poco monotonía en el segundo y el escritor demora la resolución en el tercero como quien disfruta saboreando los posos del café.

Bien escrita. Muy seria. No me atrevo a recomendarla. (3/5) 

miércoles, 29 de abril de 2020

Por ley superior (2011), de Giorgio Fontana

Un fiscal milanés se ve involucrado en un proceso judicial menor. El convencimiento de la inocencia del acusado apela a su conciencia pero, al mismo tiempo, pone en peligro su futuro profesional, la tranquilidad de su familia e incluso su vida.

sábado, 30 de marzo de 2019

Decíamos ayer

Aprovecho que el Presidente del Gobierno ha popularizado esta anécdota de fray Luis de León, para subir al blog una entrevista y romper una pausa de más de cinco años.
En mi caso no ha sido por culpa de un proceso inquisitorial sino porque llevo unos años bastante dedicado al estudio y al latín y tuve que sacrificar el blog. Pero, como sigue vivo, me propongo seguir subiendo alguna cosa por si alguien pasa por aquí.
Saludos a todos,
https://lamiradaactual.blogspot.com/2019/03/alfonso-alvarez-de-mon-profesor-el.html

lunes, 6 de mayo de 2013

Defending Jacob (2012), by William Landay

Es un thriller jurídico ambientado en Estados Unidos. Un padre se ve implicado en la defensa de su hijo. Como a veces sucede en los thrillers, la información se presenta en el orden más eficaz para mantener la intriga y eso resulta artificioso. También los personajes son un poco peones de la historia y el autor los obliga a moverse por un terreno ambiguo que permitirá que el lector sospeche ahora de su inocencia ahora de su culpabilidad.
Las cuestiones legales están suficientemente explicadas y no constituyen una dificultad para el lector inexperto.
El libro tiene momentos un poco insulsos pero crece cuando ya está acabando. 4/5

domingo, 5 de mayo de 2013

Tempestad en el teatro Galileo

En mi entrada anterior comentaba que había leído La Tempestad de Shakespeare como preparación para verla representada. El hecho (aunque por mi lamentable abandono del blog aparece ahora en mayo) tuvo lugar en enero, si no recuerdo mal. Fernando, un gran amigo y antiguo compañero de trabajo, me envió una recomendación para que asistiera y fui en cuanto pude. Iban a retirarla poco después.
Ya he contado que La Tempestad no es de mis obras favoritas. Pero esta representación vale verdaderamente la pena. Es inteligente, es muy variada, es divertida y espectacular.
Desde hace dos o tres días la están reponiendo en el teatro Galileo de Madrid.
¡Vedla!
Yo repito este miércoles para llevar a algunos alumnos.

sábado, 4 de mayo de 2013

La tempestad (1611), de William Shakespeare

Algunas obras de Shakespeare se me resistieron en su dia. El sueño de una noche de verano es una de ellas. La tempestad fue otra. Tiene muchos personajes, algunos fantásticos, e incluye elementos de magia. En fin, la recordaba como una comedia difícil y una de esas lecturas sin terminar. El caso es que iba a ir a verla y tenía interés en leerla antes y me forcé. Y ha sido una lectura difícil pero no tanto como me había temido.


En verdad los personajes son muchos, y además no se distinguen suficientemente: hay dos reyes, el heredero de uno de ellos, el hermano del otro y su hija, los consejeros, los sirvientes... Todos están en una isla después de un naufragio y sus jerarquías no son patentes.

Shakespeare asigna pronto una motivación a cada uno (por ejemplo propone a un personaje asesinar al rey para usurpar su trono) pero esto también parece arbitrario, casi impuesto desde fuera, como cuando Calderón reparte papeles a los actores en El gran teatro del mundo.

Tenemos, pues, muchos personajes con papeles poco caracterizados y motivaciones sobrevenidas, y la comedia va saltando de un grupo de personajes a otro como la atención del espectador de un circo de tres pistas. Golpes de magia. Bailes y canciones... ¡Todo vale! Teatro sin límites o casi sin límites. Prefiero las obras situadas en tierra firme. 3/5.