viernes, 11 de enero de 2008

¡Profe: tiene que leer esto!

Yo hago leer a mis alumnos todo lo que soy capaz. Tengo la convicción de que a través de la lectura se despiertan recursos intelectuales difíciles de precisar, imposibles de sistematizar, pero reales como la vida misma: habilidades sociales, modelos morales, experiencia sentimental, sensibilidad artística, etc. Aparte de la capacidad lingüística, literaria, la atención, el silencio y concentración. Cuestiones todas ellas bastante importantes y en peligro entre los jóvenes de la era audiovisual.
Les “aplico” una lista de nueve libros obligatorios en 1º de Bachillerato y otros nueve en 2º. Me da reparo decirlo porque a veces me enorgullezco del número y otras veces me avergüenzo. Según con quién me compare. No son, además, libros fáciles algunos. Pero no pretendo bailarles el agua a mis alumnos. Ya les mima la sociedad. Yo les trato ascéticamente. Les ofrezco libros voluntarios (algo más gratificantes para ellos) como complemento a los obligatorios por si quieren subir nota. Casi nadie sale traumado de este tratamiento, aunque siempre hay alguno “impermeable a la cultura”. El resultado es que leen ocho o nueve libros por curso de media, pero algunos llegan a quince o dieciséis. Y eso contando sólo con los que forman parte del “currículum”, porque luego están sus lecturas personales que, todo sea dicho, muchos también hacen.
Digo esto porque a la vuelta de vacaciones (martes) me ha venido un alumno de 2º de Bachillerato a contarme emocionado un libro que se ha leído en vacaciones: “El niño con el pijama de rayas”. Y al día siguiente (miércoles), me ha traído físicamente el libro. Yo le he explicado que no lo había leído porque ya llevaba mucho holocausto entre pecho y espalda, pero que si me lo recomendaba él, reconsideraría mi prejuicio. Y aquí estoy, con “El niño con el pijama de rayas”, porque no me suelen recomendar los libros mis alumnos y mucho menos me los suelen dejar por propia iniciativa. ¡Qué alumnos tengo!

3 comentarios:

galaico dijo...

un comentario para decir la quizá influencia de la lectura, estuve leyendo un libro titulado ultramarathon, de un tipo que corría durante noches enteras, esa semana hice footing y hubiera podido correr el triple de lo habitual, así que algo influye lo leído. un saludo galaico

Miguel dijo...

Pues me das envidia porque, aunque no soy profe (lejos de mi...), me mola recomendar libros de la biblioteca de un centro cultural y la verdad siempre sacan los mismos, vamos los que les dicen en clase profes tan guay como tu. En fin que lo del libro del Niño del pijama a rayas me ha encantado, el concepto y... el libro q también estoy en ello.

Yo suelo pillar ideas de una página q a veces es rollo pero el tema de libros se lo curran, es www.aceprensa.com. Pues eso, es mi primer comentario en tu blog, he leído un poco en diagonal y me ha encantado

alfonso dijo...

Galaico, en unos minutos salgo para La Coruña. ¿Nos veremos, verdad?
Miguel, gracias por el comentario y los ánimos (nunca están de más). Ánimo tú también. Cada uno pone su granito de arena. Échale un vistazo a www.clubdellector.com porque tiene un buen buscador (por edades, por géneros, por valoración de los lectores, etc).